Tiempo de realización 45 minutos

Ingredientes:

         ½ litro de caldo de pescado

         100 g de bacalao desalado (en Mercadona venden bolsas con trozos pequeños congelados)

         100 g de sepia o anillas de calamar

         100 g de gambas peladas

         10 mejillones

         50 g de pimiento verde

         1 cebolla pequeña

         1 ajo

         2 cucharadas de salsa de tomate

         3 cucharadas de aceite

         Sal, pimienta, pimentón, azafrán y una hoja de laurel

         2 cucharadas de quinoa (se encuentra ya en casi todos los supermercados)

         1 huevo cocido

Preparación:

         Poner el caldo  a hervir y mientras se calienta, añadir el aceite a una sartén y rehogar la cebolla, el ajo y el pimiento verde, muy picados, hasta que la cebolla esté transparente.

         Incorporar a la sartén el  bacalao, la sepia o calamar y rehogar durante un par de minutos. Añadir la salsa de tomate y remover con cuidado para no romper los ingredientes

         Incorporar los mejillones y las gambas, y mantener unos segundos. Salpimentar y agregar el pimentón, removiendo para integrarlo, pero fuera del calor para que no se queme.

         Verter todo el rehogado en el caldo y cuando vuelva a hervir, añadir la quinoa. Es muy importante que previamente se lave, poniéndola, por ejemplo, en un colador, unos dos minutos debajo  del  grifo para eliminar una sustancia llamada saponina, que es la responsable de esa espumilla que se puede observar al lavarla y que le da un sabor amargo)

         Agregar la hoja de laurel y dejar cocer unos 15 minutos.

         Servir con el huevo cocido troceado