Ahora, con el fresquito, nos vuelven a apetecer esas cremas vegetales que tanto nos aportan.

Estamos en tiempo de calabazas de invierno (aunque estemos en otoño, ellas nos acompañarán en las dos estaciones; en verano tendremos disponibles en la variedad correspondiente). Y qué mejor que aprovechar la temporada de cultivo de cada alimento para disfrutar de ellos, como esperamos que lo hagáis con la receta que os presentamos. ¡Que aproveche!

TIEMPO DE PREPARACIÓN

         30 minutos

INGREDIENTES (para 2/3 raciones)

         200 g de calabaza

         200 g de calabacín

         2 puerros

         1 ramita de apio

         1 litro de agua o caldo de verduras

         1 cucharada de aceite

         Sal y cúrcuma

PREPARACIÓN

         Poner el agua a hervir junto con el aceite, una pizca de sal y una cucharadita de cúrcuma.

         Lavar las verduras, pelar la calabaza y trocear todas. Añadirlas al agua cuando empiece a hervir, y mantener unos 15 minutos a fuego o calor medio. Colar las verduras y reservar el caldo.

         Triturar los trozos con una batidora o pasapurés y añadir poco a poco el caldo hasta conseguir la textura deseada