Una bonita verdura que nos aporta fibra, vitaminas A, B, C, y minerales como el potasio o el magnesio.

!Hoy, alcachofas!, con una salsa bechamel para vestirlas de gala. ¡No te las pierdas!

Tiempo de realización: 40 minutos

INGREDIENTES:

  • 8 alcachofas
  • 2 ó 3 cucharadas soperas de harina de avena
  • 3 cucharadas de aceite
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • Sal, pimienta, sésamo y cúrcuma

PREPARACIÓN:

  • Desechar los tallos, las hojas exteriores (hasta llegar a las más tiernas) y las puntas de las alcachofas y cortar en mitades o en cuartos.
  • Poner agua en una olla express y llevar a ebullición; añadir las alcachofas, una cucharada de zumo de limón  y cocer durante unos 30 minutos o el tiempo necesario para que queden tiernas todas las hojas.
  • Una vez terminada la cocción, escurrir las alcachofas, reservando en un bol el agua de cocción para hacer la bechamel. Por otra parte, colocar en una fuente apta para horno las alcachofas y reservar.
  • Calentar el aceite en una sartén y añadir la harina poco a poco para que se tueste totalmente.
  • Verter el agua de cocción lentamente y sin parar de remover para formar una bechamel sin grumos. Hacer la cantidad suficiente para cubrir todas las alcachofas reservadas en la fuente.
  • Añadir la bechamel a las alcachofas y gratinar en el horno durante unos 10 minutos o hasta que estén doradas.

Acompañar, por ejemplo, con quinoa. Para prepararla:

  • Primero lavarla bien hasta que el agua salga completamente clara
  • Poner a cocer con el doble de agua que de quinoa y mantener hirviendo, a calor suave, durante unos 20 minutos o según indicaciones del envase.
  • Escurrir y servir.